Dejen de hacer arte, hagan publicidad (Zona MACO 2014)

Categories Arte y así...

cover-MACO-2014

Esta nota fue publicada originalmente en 7boom antes de convertirse en una versión mejor diseñada de Sopitas.com

El año pasado hice una reseña sobre Zona MACO. Hubo lágrimas, risas y también mucha gente que me exigía, no sólo dejar de quejarme, además dar propuestas. Claro que no es mi trabajo dar propuestas, mucho menos dejar de quejarme, pero tengo un compromiso con la comedia, así es que propongo lo siguiente: dejen de hacer arte, hagan publicidad. Si se van a dedicar a un medio de comunicación pretencioso, vacío y sin propuesta, háganlo como los profesionales.

A continuación enumeraré algunas de las técnicas que usamos en el peloteo para hacer que nuestros espectaculares de Atún Dolores valgan más que tu pobre imitación de Pollock.

Lo aburrido

Antes de comenzar, abordemos rápido ese tema. En MACO siempre hay un montón de piezas y galerías aburridas, no sería MACO si no las hubiera. Son como las canciones de relleno de un disco de Morrisey, igual de tristes, sólo que más grandes y cuestan miles de euros.
La idea original de este artículo era pedir los statements de las obras y burlarme, pero mñe.

 

F21ej21on21am21op21

 

Además en un par de galerías mexicanas me reconocieron del año pasado y no me quisieron dar informes :(

Tengo un pequeño ejercicio: ¿Puedes adivinar cuáles de estas piezas estaban en MACO y cuáles hice yo un día que no tenía nada que hacer? La respuesta te sorprenderá.

B9ac9ul9an9e

 

Respuesta: Todas estaban en Zona MACO, yo no tengo tanto tiempo libre.

 

 

“Dale la vuelta”

Es lo que se dice cuando medio sabes lo que quieres decir, o tienes una idea interesante pero aún no la aterrizas bien.
Mucho de la feria se siente como ensayos de una idea con mucho potencial que el artista decidió no seguir explorando. La mayoría de las piezas exigen menos habilidad o ingenio que los del publicista promedio, ¿por qué no hacer las cosas bien?
Esta, por ejemplo, de la galería islandesa i8.

La pieza consiste de un video proyectado sobre un lápiz. El video se mueve de tal forma que parece que el lápiz lo está dibujando. Es un uso bien interesante de los recursos, pero le falta algo. El video acaba y no obtienes nada de él.

O estas, de la misma galería, que son cuadros construidos de grava pegada a la pared.

Seguro representan un reto a la materialidad de la obra, un desafío de las propiedades físicas del arte, etc… ok, ¿y luego?
Hay obras que son buenas y puedes pararte frente a ellas con un martini en la mano y, si te esfuerzas, sentir el éxtasis de la contemplación artística; pero si eres muy honesto, esas obras te dejan con un vacío que no puede llenarse ni con toda el agua Perrier del mundo.

Este es un billboard de Publicis Italia, para Orphea:

Para demostrar de manera creativa el poder del insecticida, convirtieron el billboard en una trampa gigante para insectos. El resultado le patea mil veces el trasero a los cuadros islandeses de grava, porque además hay una experiencia detrás. Quítale el logo a esa mierda, escríbele un statement sobre los niños que mueren de malaria en África y ahí tienes la mejor pieza que se haya presentado en Zona MACO.

 

“Eso ya se hizo”

Una de las peores experiencias de la publicidad es cuando estás en el peloteo y se te ocurre una idea que ya se hizo. En un rapto de inspiración abres grandes los ojos, tus compañeros te ven y saben que se te ocurrió algo. Por un segundo crees que estás por revelarles una idea de premio y, cuando por fin terminas de explicarla, alguien te dice: “eso ya se hizo”.
Claro, para saber qué se hizo y qué no, necesitas tener una vasta cultura en publicidad.

Es como si trataras de experimentar con una nueva técnica para darle profundidad y abstracción a tu obra…

y te dieras cuenta de que ya lo hizo Pollock.

O tal vez eres un escultor que explora la corporalidad y lo efímero…

y te das cuenta de que ya lo hizo Orozco.

O tal vez dejas un lienzo en blanco para reflexionar sobre el verdadero significado del arte…

y te das cuenta de que ya lo hizo un millón de personas antes que tú y que tu mamá le inventa a sus amigas que eres contador.

Tal vez haces letreros de neón, pero no sería un Zona MACO si no hubiera al menos un letrero de neón.

El currículum de todos esos artistas es impresionante, pero en algún momento debieron haber perdido sus cursos de historia del arte, porque sus obras siguen repitiendo las fórmulas y discursos agotados que hicieron famoso a alguien del siglo pasado. Qué diferente sería si en cada galería hubiera alguien cuyo único trabajo fuera decirle a los artistas: “Eso ya se hizo”.
Muchas estarían vacías.

 

“Eso ya se hizo” (pero te lo robaste)

Hace como dos años, Bilou BTL, junto con Cloralex sacó esta activación:

Que es muy parecida a un concepto alemán llamado “The Fun Theory”.

Esto casi no tiene que ver con el punto, sólo trataba de hacer una denuncia pública. Huevos, Cloralex.

En una galería de MACO con puros artistas chinos, había esto:

Que es muy parecido a esta gráfica de UNICEF que ganó oro en Cannes.

Y también está esto del artista a sueldo de BMW, pero eso lo hace todo el mundo y a BMW le vale verga.

Podrán decir lo que quieran de los publicistas, pero si se nos ocurre una buena idea y ya se hizo, nos aguantamos y no la hacemos.
Excepto Bilou BTL. Chúpenme un huevo, ustedes y Cloralex.

 

“Está padre, pero arréglale el arte”

Fun fact: En publicidad le llaman al diseño “arte”. Nunca lo he entendido y me rehuso a intentarlo.

¿Es mucho pedir que sus obras se vean bien? Quizá tu pieza trata sobre la descontextualización de elementos icónicos de tu infancia, o tal vez es un experimento sobre las propiedades conductoras de los cheetos.*

*Aquí tampoco me quisieron dar informes de las obras, así que no sé :(

Pero piensa, si lo vas a vender por miles de euros a un pobre millonario que piensa que está haciendo una buena inversión, ¿no sería buen karma que al menos se llevara algo bonito a casa?
O si vas a vender la foto de un pezón, ¿es mucho pedir si es una foto bonita?

Por eso la gente se burla y dice que todo el arte contemporáneo parece hecho por niños. En su arrogancia, los artistas piensan que les basta con una ocurrencia y un capítulo de Art Attack para hacer arte. Por eso muchas galerías parecen feria de ciencias de una escuela para niños especiales.

Por eso esta pieza parecía arrancada de la pared de un asesino en serie. BTW, el expositor era un francés que no hablaba inglés o español y esta era la única pieza exhibida en un booth por el que pagaron alrededor de 30,000 pesos, así que tal vez nadie supo de qué se trataba ese collage de penes mutilados.
Mejor así.

 

“Está padre, pero arréglale el copy”

Puede ser como esas gráficas genéricas de Adidas, que se ven muy bonitas, traen a los jugadores, tipografía chingona, un layout bien padre… pero no dicen nada.

Si crees que acomodar 1,800 cajas de cerillos sobre un canvas es arte, tal vez necesites una dupla… o un diccionario.

Pero hay algo peor que no tener copy y eso es tener un mal copy.

Piensen en toda la gente que vio esto: los amigos del artista, el curador, el galerista, ¡Carajo, hasta la señora que limpiaba la galería! ¿Y nadie le dijo que esto era una mamada?
Idiotas irónicos y sedientos de fama como los que exponían en esta galería de Nueva York son la razón por la cual los hipsters permanecen como la última minoría a la que podemos discriminar legalmente. ¿Quién compra esto? ¿Quién necesita en su sala un recordatorio constante de que eres uno de los tontos que mantienen vivo a este mercado de charlatanes?
Nuestras heroicas chicas de cuentas escucharán a David Bisbal y no sabrán mucho de arte, pero tienen los huevos y el criterio necesarios para que esta basura nunca vea la luz del sol.

 

“No me dice nada”

Todos saben de publicidad porque la ven diario, hacerla es bien distinto. Todo el mundo cree que puede hacer un comercial, pero la primera vez que te paras en un peloteo, con todas tus buenas ideas y nada de experiencia, lo que se te ocurra no le dirá nada a nadie.
El común denominador de Zona MACO y el 90% de las galerías mexicanas son estas obras de la serie “Sin título” que solamente sirven para hacer a algunos coleccionistas rascarse la cabeza. La diferencia entre el trainee que propone puras mamadas y esta gente es que, si podemos confiar en los documentos de Zona MACO, estos artistas llevan años exponiendo.

¿Por qué?

¿Por qué?

¿Por qué? ¿Qué es esto, una exploración estética de algo? Está padre, pero el wallpaper de mi iPhone se ve mejor.

¿Por qué tu cuadro en contra del consumismo está en la sección de 2,500 USD or less?

Yo no puedo poner a un futbolista en un póster del Mundial porque el cliente vende alcohol, pero este tonto puede hacer comentarios obvios (y sexistas) sobre el consumismo y venderlo en más de lo que yo gano en un año.

Casi terminaba la feria. Me dirigía a mi casa pensando en todas las horas de Skyrim que no jugué por venir a esto, cuando me encontré con la siguiente escena:

Una cámara grababa todo mientras los padres miraban horrorizados cómo los niños se revolcaban en un arenero de intenso olor a café. Debo admitir que aquí hice algo de trampa y escuché el statement de esta obra.
Originalmente, el arenero se veía así:

El patrón era una representación de un mosaico tradicional español. La obra exploraba algo sobre las formas efímeras y así, muchos artistas se habrían quedado hasta ese punto. Excepto que este mosaico, como reflexión sobre el pasado colonial de España, estaba hecho de café, azúcar y leche, ingredientes americanos, africanos y europeos. La destrucción del patrón a manos de los niños era un comentario sobre la caducidad de los imperios frente a las nuevas generaciones…
¡Verga! Yo sólo había preguntado si me podía meter a jugar en el café, pero en cuatro años de asistir gratis a Zona MACO, ésta ha sido la mejor obra que he visto.

Ojo, este texto no es un salvoconducto para descalificar al arte que no entendemos. Es un pretexto para burlarme de estos douchebags, pero también un llamado a la comunidad artística: paren de mamar. Si van a hacer arte y van a cobrar por él, ¿por qué no hacerlo bien? ¿Por qué no hacer arte como si hicieran publicidad?
¿Creen que la publicidad no tiene ningún valor? Vean esta campaña de Sudáfrica para una cerveza. Estos dos minutos de magia valen más que todas sus fotos de pezones juntas.



También tenemos una página de Facebook. Dale like para leer más leperadas y columnas chidas:

Cuentan los que lo conocieron que una vez le dio una cachetada al Papa. A Ratzinger, no al otro.